¿CÓMO STEVE JOBS LOGRÓ COMBINAR EL MARKETING MÁS TRADICIONAL CON LA CREATIVIDAD MÁS NOVEDOSA?

Cuando se habla de Apple, inevitablemente, se habla de algo “nuevo”, productos novedosos que han logrado crear nuevas categorías de productos o nuevos canales de distribución. Pero cuando se trata del marketing de la compañía, está claro que Steve Jobs siempre apostó por las estrategias de la vieja escuela: respaldar grandes productos con publicidad creativa, una importante inversión y venta al por menor.

Con la salida de Jobs como CEO de Apple, sólo queda por ver cómo afrontará su sucesor, Tim Cook, la fórmula de marketing que ha hecho de Apple una compañía capaz de batir todo tipo de récords.

“Existe un sentimiento de que Apple es todo sobre el diseño del producto y demuestra que la experiencia del usuario es lo que importa. Pero, entonces, ¿por qué Apple gasta 400 millones de dólares en las categorías más tradicionales de publicidad”, comenta Noah Brier, cofundador de Percolate y antiguo director ejecutivo de estrategia en Barbarian Group.

Lo cierto es que Apple se encuentra entre los 100 primeros anunciantes de Estados Unidos, con una inversión en 2010 de 420 millones de dólares. Y la mayor parte de esta inversión, unos 200 millones, estuvo destinada a la publicidad en televisión. Además, se situó como el décimo anunciante en publicidad exterior en términos de gasto, con una inversión de 33 millones de dólares el año pasado. Y es que, como afirma Brier, “no creas una compañía de consumo masivo sólo con un gran diseño de productos. Si esto fuera verdad, no gastarían ese dinero”.

Por otro lado, mientras otros anunciantes se centran en la efectividad de la publicidad online, Apple destinó 24 millones de dólares, principalmente, en publicidad en páginas de alta categoría de periódicos como el Wall Street Journal, el New York Times y el USA Today, según publica AdAge.

También resulta llamativo el hecho de que Apple haya contado con la misma agencia de publicidad, TBWA, desde que se lanzara el conocido anuncio “1984”. Aunque ésta dejó de trabajar en la compañía durante el período en que Steve Jobs la abandonó hasta 1997, cuando el CEO volvió.

Pero lo cierto es que el éxito de Apple tiene que ver con algo más que la mera publicidad. En 2001 Apple creó su primera tienda “diseñada y construida para ser una presentación de categoría en la que promocionar la marca y servir como vehículo de ventas corporativas y actividades de marketing”, aseguraban los informes de Apple. Desde entonces, las Apple Stores se han convertido en un modelo de lujo para las tiendas de tecnología. Además, la compañía de la manzana también ha conseguido que parte de su éxito se asiente sobre una sólida distribución a través de terceros.

“La gente tiende a pensar en Apple como una marca impoluta, pero al final, son tiendas y vendedores de cosas. Casi todo lo que hacen es con esa visión”, comentó Stephen Baker, vicepresidente de análisis de productos electrónicos de NPD Group.

Al mismo tiempo, las innovaciones introducidas por Apple, como iTunes o la App Store, son algo más que meros canales de distribución de contenidos y software, y han logrado hacer que los dispositivos de Apple sean más atractivos para los consumidores. No hace falta más que echar un vistazo a la campaña del iPhone de 2007, en la que los anuncios eran, básicamente, demostraciones de lo que las aplicaciones podían hacer. Se trataba de un concepto muy simple: promocionar las aplicaciones para vender más iPhones.

Autor: AdAge

Visitenos en : www.rampapublicidad.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s